Cómo montar una terraza chill out

Cómo montar una terraza chill out

En los tiempos que corren donde el estrés y la ansiedad acecha, no hay nada mejor que poder tener una terraza chill out en la que relajarse. No obstante, conseguir un ambiente acogedor que incite al relax no es tan sencillo como parece. ¿Quieres unos consejos para conseguirlo? ¡Aquí los tienes!

Monta tu terraza chill out con estos tips

Llegar a casa, hacerte un té o coger una copa de vino y sentarte en esa terraza que te inspira a la relajación, es posible si te pones manos a la obra y combinas ciertos elementos clave. Estos son algunos consejos que te ayudarán a conseguirlo:

Pon un poco de naturaleza en tu vida

No hay nada que inspire más relajación que la naturaleza. Macetas, plantas, enredaderas, o cualquier cosa que combine en tu espacio, será necesario para tu espacio chill out. No la sobrecargues, y sobre todo, ¡tienen que ser naturales! Adapta la decoración natural a tu espacio. Podrías ponerla solo en un rincón o pared…

El suelo importa

Un suelo feo puede destrozar la mejor estancia, mientras que uno bonito y adecuado puede tornar el ambiente más frío en acogedor y atractivo. Todo dependerá de tu gusto pero hay muchas opciones como el césped artificial, madera, o suelo hidráulico. Lo importante es que te guste, que te haga sentir bien y que combine con el resto de la decoración.

Hamaca

Si tienes espacio de sobra para colocar una hamaca, un huevo o cualquier otro objeto que incite al relax, ¡no lo dudes! No es una inversión enorme y te aportará mucho. No hay nada mejor para relajar tensiones que el balanceo de una hamaca.

Colchones y más

Los colchones, cojines, puffs y demás, son elementos que tornan acogedor y confortable un ambiente. Tener un lugar cómodo y agradable en el que sentarse y descansar, es la clave de un espacio chill out. Los puffs y cojines sueltos ofrecen la posibilidad de sentarse en cualquier rincón, incluido el suelo, una sensación liberadora que aumenta la relajación.

Los tejidos

Los tejidos deben ser suaves, a ser posible naturales que incitan a estar sobre ellos. Además, los colores deben armonizar e ir con tus gustos. Ya sabes que los colores inciden en nuestro estado de ánimo. Cada persona es un mundo y mientras que a una le relajan los tonos naranjas por ejemplo, a otra lo pueden hacer los grises o azules.

Cortinas de cristal

Para que disfrutes al máximo de tu terraza chill out en cualquier época del año, no hay nada como unos cerramientos de cristal que puedas abrir y cerrar a tu antojo en cualquier momento. Ofrecen calidez en invierno y frescor en verano, además de dejar abiertas las vistas.

Cuida la iluminación

Las luces y sombras que crees en tu terraza determinarán cuán relajante sea.

Un conjunto de todos estos factores bien combinado y con buen gusto harán que tu terraza sea un espacio chill out que disfrutar al máximo.