Tipos de pérgolas y cómo elegir su ubicación

Tipos de pérgolas y cómo elegir su ubicación

Para quien tenga un patio o jardín, la instalación de una pérgola significará ganar en decoración y espacio útil. Este armazón formado por dos hileras paralelas de columnas o pilares que soportan un techo de vigas, normalmente de madera o de hierro, viene utilizándose desde la época de los antiguos griegos y romanos para decorar y crear espacios de sombra en los jardines y plazas públicos y espacios verdes privados.

En la actualidad, existen un buen número de tipos de pérgolas, desde aquellas que se diferencian por el material del que están hechas hasta las que tienen en cuenta sus diseños, en dependencia de estos dos factores buscaremos la ubicación más apropiada, en cortinas cristal Alicante te queremos ayudar a encontrar la que mas de adapte a ti:

                Por el material

En cuanto al material, cabe destacar la madera, que puede ser madera aserrada, que son aquellas que provienen de piezas enteras cortadas directamente del árbol y es una madera más barata, pero que no aguanta demasiado peso, o bien la madera laminada encolada, que es la más utilizada en nuestro país. En este caso, las vigas se construyen a partir de la unión de tablones que se han producido en serie en fábricas especializadas y, por tanto, bajo un estricto control de calidad. Esto evitará que encontremos fallos estructurales o podredumbre en su interior (algo que podría ocurrir con las maderas aserradas) por lo que aguantan más peso.

Las de hierro, por su parte, son más sólidas, pero sufren más rápidamente los daños producidos por estar al aire libre, sobre todo si el clima de la zona es demasiado húmedo, mejor las de aluminio en estos casos, que son más ligeras y resistentes, aunque, lógicamente, son más caras, pero también precisan poco mantenimiento. También podemos encontrar pérgolas de pvc y de caña.

                Por el diseño

Cuando hablamos de diseño de pérgolas encontramos básicamente dos estilos; el rústico y el moderno, aunque también nos podemos encontrar otros estilos, como el clásico, el tropical (caña), oriental, colonial… estos estilos serán más difíciles de implementar en la casa, pues chocan frontalmente con el diseño habitual de las casas españolas.

En relación al estilo moderno, debemos destacar sus acabados en líneas rectas, con un diseño minimalista, terminaciones en ángulo recto, utilizando el hierro y el aluminio como materiales básicos. En este estilo nos podemos encontrar que las vigas traviesas se enfrenten a las de carga. En el estilo rústico, lo habitual, como cabe suponer, es usar la madera, con acabados biselados, y lo podemos encontrar con un acabado natural o en bruto para que combine mejor con el aspecto de las casas de campo donde solemos encontrarlas.

              Su ubicación

Según sea una pérgola fija o independiente, la podremos colocar unida a la fachada, si es fija, en cuyo caso se construyen de tal forma que sea una prolongación de la fachada principal o trasera, según se elija, lo que podría dar lugar a ser confundida con un porche. Si, por el contrario, es independiente, contamos con que podemos cambiar su ubicación cuando lo creamos necesario, por lo que podemos encontrarla tanto en medio del jardín, sobre el césped como en la zona cercana a la piscina, todo dependerá del gusto y criterio estético del propietario.