¿que toldo elegir?

¿Que toldo elegir?

El toldo es un básico en jardínes y terrazas, nos protege de las inclemencias del tiempo y da un toque único y personal al exterior de nuestro hogar. A continuación en cortinascristalalicante.com te damos las claves para elegir el toldo perfecto, ese modelo que parece hecho exclusivamente para ti:

¿Que toldo elegir?

¿Que modelo de toldo es mejor en cada espacio?

Según el lugar donde queramos instalarlo será mejor un modelo u otro, vamos con ejemplos:

  • En ventanas pequeñas son ideales los toldos tipo “capota”
  • En balcones van genial los toldos tipos “telón” con brazos abatibles, así lo podemos colocar en posición vertical y evitar que el agua o el Sol den directamente en nuestro balcón.
  • Si tienes la suerte de disfrutar de una terraza grande le sacarás mucho partido a los modelos con brazos articulados, más estables y precisos para colocarlos como necesites en cada caso.

¿Qué es mejor un toldo o una pérgola?

Todo depende del espacio donde queramos colocarlo.

La ventaja principal de la pérgola es su gran tamaño, además pueden colocarse adosadas a una pared o en medio de la terraza (o el patio) sin nada a su alrededor. Lo ideal es contar con una pérgola si dispones de una estancia exterior de grandes dimensiones, se recomiendan cuando contamos con al menos de 16 a 20 metros de exterior.

Elige un toldo con cofre y alarga su vida útil

Existen tres modelos de toldos: Con cofre, con semi cofre o sin él.

El más resistente es el toldo con cofre, seguido por el semi, y en último lugar el que no tiene nada. En posición cerrada el cofre protege por completo la tela y la estructura del toldo, lo que alarga su vida útil, en especial si vives en una zona donde el clima puede ser muy duro.

Toldos motorizados para mayor comodidad

Gracias a su sistema motorizado el toldo baja a la altura que deseas en solo unos segundos, lo mejor es que tu no tienes que hacer nada más que darle a un botón. El sistema se instala muy fácilmente y puede incluirse en el modelo que ya tienes. Otra de sus ventajas es que tensa completamente la lona, también trabaja con cierres y aperturas más suaves por lo que las lonas tienden a durar más.

Toldos con sensores para evitar imprevistos

Si quieres completar aún más el mecanismo de tu toldo puedes incluir sensores de viento y lluvia. ¿Para qué sirven?

Muy sencillo, detectan de forma automática (Aunque no estés en casa) si llueve o hace viento para que el toldo se plegue solo.

Los más modernos incorporan sensores de presencia, programación horaria y la posibilidad de simular que hay personas dentro de la casa. Los podemos encontrar por alrededor de 100€ y son la opción perfecta para segundas residencias o cuando pasamos mucho tiempo fuera de casa.

La mejor tela para tu toldo

Una de las misiones principales del toldo es protegerte del Sol, y para ello encontramos distintos tipos de lonas:

  • Poliester: Es la opción más económica, pero también la menos duradera y en la que antes se desgastan los colores.
  • Acrílicas: Filtran el 80% de los rayos UV y tienen buena resistencia al viento y la lluvia.
  • Telas microperforadas: Estas filtran el 94% de los rayos UV y nos proporcionan una ventilación superior a los dos modelos anteriores.