Diferencias entre pérgolas y porches de madera

Diferencias entre pérgolas y porches de madera

No hay duda que quien tiene una casa con un terreno, ya sea un patio o un jardín, tiene un verdadero tesoro para el relax y la desconexión. Si a este espacio se le incluye una pérgola o alguno de los tipos y modelos de porches existentes, tendremos un conjunto que nos proporcionará toda la belleza y un lugar perfecto para recibir visitas y pasar nuestros mejores momentos con la familia, amigos, pareja o en soledad, pero siempre al aire libre junto a nuestro espacio verde particular.

Un espacio ajardinado reconforta y nos alegra la vida, y alguna estructura de madera anexa a la casa y frente a este espacio es el complemento ideal, ya sean alguno de los tipos de pérgolas o de porches de madera existentes en el mercado.

Si estamos decididos a ganar en comodidad y en estética con la instalación de alguna de estas dos construcciones, pero no sabemos distinguir bien entre ellas, sigue leyendo, te aclararemos algunas dudas.

¿Qué es un porche?

El porche no es otra cosa que una superficie techada anexionada a la propia vivienda, podemos encontrar este anexo en cualquiera de sus caras e incluso repetida dos o tres veces, puesto que se adapta muy bien a cualquier tipo de edificación y fachada.

Hay que tener en cuenta que si una estructura similar se construye bajo una construcción estamos hablando de un soportal, y si es de manera independiente se trataría de un cenador. El porche, por su parte, es más normal encontrarlo en viviendas de una sola planta y con un terreno al que mirar, pero no se limita exclusivamente a este tipo de edificios, también se puede localizar en oficinas y otros edificios comerciales.

¿Qué es una pérgola?

En este caso se trata de una estructura construida a base de pilares o de vigas horizontales que se apoyan en estos pilares. No suele estar techado, aunque se pueden utilizar diversos materiales para cubrirlo y añadir sombra. En este caso no es obligatorio que esté unida a la edificación, aunque puede darse el caso, dependerá del gusto del propietario y de las dimensiones de la parcela, entre otros factores.

Lo más común es que se encuentre de forma independiente, dando cobijo y sirviendo de base a plantas silvestres que crecen por sus columnas y que pueden llegar a formar parte del techo si así se desea y se va orientando a la trepadora. Suele ser un elemento decorativo en parques y jardines públicos y en espacios privados amplios.

Qué elegir para una vivienda particular, pros de ambos elementos

El porche ofrece ventajas como pueden ser la mayor protección climática, tanto para protegerse de la lluvia como del excesivo sol, climatiza el interior de las viviendas, pues según se oriente le dará más sombra y frescor en verano (orientación sur), y además ofrecerá una mayor perspectiva estética al conjunto de la vivienda.

Por su parte, la pérgola ofrecerá una mayor luminosidad, sobre todo si se coloca en sustitución del porche, y es más versátil, pues puede servir tanto de porche, como de estructura de aparcamiento como de merendero e incluso ser un pasillo verde en el jardín. También tiene una mayor facilidad de montaje, por lo que tiene menos restricciones técnicas y se podrá desarrollar el proyecto en la vivienda a pesar de las limitaciones de edificabilidad y, por último, es bastante más económica.